¿Qué son los comportamientos profesionales?

¿Qué es profesionalismo?

Profesionalismo es un concepto que se utiliza para referirnos a la forma en que ejercemos nuestra profesión. Existen referencias de lo que se espera de nuestro desempeño profesional en la descripción del perfil del egresado de nuestra Facultad, en él se detallan las competencias que se debe tener y ejercer.

¿A que nos referimos con comportamientos profesionales en el área de la salud?

Los comportamientos profesionales se expresan en nuestras actitudes, sistema de valores, destrezas clínicas, la forma en que nos comunicamos con los pacientes, familiares y equipo de salud.
Entre otros se espera que los profesionales de la salud desarrollen sus prácticas basadas en un sistema de valores con sentido humanístico, apegado a normas éticas reconocidas por el colectivo de profesionales y por la comunidad en que se desenvuelve, con amplitud de pensamiento, tolerancia y sin discriminación de ningún tipo, desarrollando buenas habilidades comunicacionales con sus pacientes, las familias, el equipo de salud y la comunidad, trabajando en colaboración con colegas y otros profesionales sanitarios, contribuyendo a crear un buen ambiente de trabajo, armónico y distendido, manifestando a lo largo de su carrera profesional una actitud activa hacia el aprendizaje y desarrollo de nuevas destrezas, en una búsqueda de la calidad y seguridad de la práctica, con un interés centrado en los pacientes, y cuidando los recursos de la comunidad.

Comportamientos profesionales en campo de la docencia.

Del Perfil del Docente de la Facultad de Medicina extraemos los siguientes aspectos a tener en cuenta en la conducta profesional de los docentes:
• ser humanista y tener conocimiento de la realidad social.
• estar comprometido con la ética en todas y cada una de sus acciones.
• ser capaz de trabajar en equipos multi, inter y transdisciplinarios.
• cultivar el saber como valor y tener conocimiento técnico científico de la disciplina que desempeña; utilizando el método científico para analizar la realidad.
• ser capaz de gestionar y administrar los recursos materiales, económicos y humanos de los servicios en los que desarrolla su actividad.
• tener espíritu crítico y ser capaz de autoevaluar su propia conducta, en un proceso de permanente formación y mejora y considerar las observaciones que otros le realizan.
La descripción culmina afirmando que: “Las condiciones y funciones anteriormente enumeradas, desempeñadas con criterio abierto, conciliador y justo equilibrio, le permitirán cumplir con su objetivo de educador”. Para saber más sobre el Perfil del Docente acceder a http://www.fmed.edu.uy/institucional/perfil-del-docente

¿Qué relación hay entre comportamientos profesionales, bienestar profesional y seguridad del paciente?

Cuando se exploran los factores determinantes de los problemas de seguridad y riesgo para el paciente aparecen tres aspectos a ser considerados: la posibilidad del error, el bienestar del médico y los profesionales de la salud y la propensión a tener comportamientos no profesionales.

Un profesional de salud con problemas de salud, en especial de salud mental, generará más riesgos y comprometerá la seguridad de sus pacientes. Hablamos de problemas tales como discapacidad por deterioro cognitivo, adicciones, distrés y desgaste profesional, o trastornos psiquiátricos.

En el otro vértice de la tríada, está la propensión a tener conductas no profesionales como impulsividad, agresividad, autoritarismo, falta de habilidades comunicacionales, entre otras.

Un profesional sanitario con tales conductas se pondrá a sí mismo y al equipo asistencial en una situación de riesgo para cometer errores, tendrá dificultades para tomar una actitud reparatoria respecto al paciente y a los familiares y estará más expuesto a demandas legales.

A su vez, trabajar en un entorno desorganizado e inseguro genera mayor desgaste en la tarea, predisposición al consumo de sustancias, problemas interpersonales, depresión y hasta suicidio. Un profesional sanitario en esta situación estará más predispuesto a tener conductas inapropiadas como estallidos de rabia, irritabilidad, poca adhesión a los protocolos, e incumplimiento de normas.

La combinación de todos estos elementos ha llevado a que fueran convocados psicólogos y psiquiatras formados en el trabajo con médicos y equipos asistenciales para hacer propuestas de prevención, detección, intervención y remediación para estas situaciones, con un enfoque especial en la salud y bienestar de médicos y profesionales de la salud y en la promoción de comportamientos profesionales.